MONUMENTO NATURAL EL TORNILLO DE EL TORCAL

El Tornillo de El Torcal se encuentra en el interior del Paraje Natural Torcal de Antequera, al sur de la ciudad. En este lugar, los sedimentos marinos que surgieron del Mar de Thetis hace más de 150 millones de años han sufrido con el paso del tiempo una erosión diferencial provocada por la lluvia, el viento y el hielo en una acción constate. El resultado ha sido la aparición de una sorprendente ciudad tallada en la piedra: con pasadizos laberínticos, cavidades y curiosas formas labradas en la roca.

tornillo de el torcal

En el Torcal, el paisaje se encuentra salpicado por infinidad de esculturas naturales con formas caprichosas que, esculpidas sobre la roca caliza, sorprenden al visitante a cada paso. Una de ellas es la conocida como el Tornillo de El Torcal. Su nombre se debe a que recuerda la cotidiana forma de un tornillo de grandes dimensiones. Esta figura es, además, una muestra de cómo los antiguos sedimentos marinos fueron depositados en estratos horizontales que, al quedar a la intemperie, resultaron modelados por la erosión.

El Monumento Natural el Tornillo de El Torcal es una fuente de ilustración perfecta de lo que ofrece y significa este Paraje Natural y, por ello, se le considera su símbolo. La disolución de los diferentes estratos gracias a la erosión del viento, el agua y la diferencia de temperaturas, ha creado una figura tan caprichosa como inusual, un tornillo. Una serie de seis lascas colocadas una encima de otra y de menor a mayor configuran este juego de erosiones. En realidad, no están colocadas una sobre otra, sino que forman parte de un conjunto erosionado, de un todo que la acción de los meteoros ha hecho desaparecer poco a poco.

Fuente: www.andalucia.org